Calumnia que algo queda

Hay cosas que a fuerza de decirlas, la mayoría de la gente termina convencida que son verdad. Y es que el ser humano es así.

Estoy, personalmente, un poco harte de leer y escuchar que todos los viejos votan al Partido Popular, y lo de "viejos" es referido a quienes cobran una pensión. Y todo porque un buen día a alguien se le ocurrió la brillante idea de pensar y decir en voz alta que el miedo a perder la pensión lo era todo, olvidando aquello de las ideas personales de cada cual, o sencillamente sus principios.

Es como aquello que comenté una vez hace ya tiempo, de la manía de la mayoría de etiquetar al otro. Pues en este caso los mayores, que directamente pasan a viejos, votan lo que votan por la pensión... como si los demás partidos las fueran a quitar como lleguen a la Moncloa. Por cierto, que los que van camino de quitarlas realmente son precisamente los del P.P. que andan locos metiendo la mano en esa caja.

Pero volvamos al principio. Mayores = a pensión = a voto hacia la derecha.

Pues no, va a ser que no jovenzuelos de pro (que ya se os pasará la tontería, eso lo aseguro), que como no estais en posesión de la verdad, resulta que los viejos como decís, no votan todos a una, como Fuenteovejuna, a la derecha. Que en este país llamado España hay mucho rojo, de rabo o de rosa roja, de cierta edad que peleó lo que no está escrito para que ahora vosotros podais decir tanta tontería junta. Y no hablo siquiera de los que lucharon en aquella guerra que nunca debió existir, porque la mayoría ya se han ido y los que quedan ni se acuerdan ya, si no de esos otros que corrieron (corrimos) delante de aquellos grises que te abrían la cabeza primero y ni preguntaban después. O que vivimos un golpe de estado militar que nos puso a todos lo que nos puso en la garganta, y que si no prosperó fue porque cada uno iba a lo suyo y por muchas más cosas que nadie os contará nunca.

Por cierto y no quiero alargarme más. Con un poco de matemáticas, simplemente con eso, es fácil ver que no salen las cuentas. En España hay ocho millones de pensionistas de los que no todos son viejos; el Partido Popular tiene diez millones de votos en las últimas elecciones. Suponiendo, y es mucho suponer, que los ocho millones hubieran votado a la derecha (y por lo menos yo sé de una que no)... me faltan dos milloncejos de nada. A ver: ¿quién está vociferando bobadas y luego metió la papeleta azulita?.

1 Comentario:

Una mirada... 30 de julio de 2016, 12:55 » ((Responder al comentario)) »

Lo único constatable es que, entre los millones de votantes de ese partido podrido, hay mucha gente de la clase obrera, porque diez millones de ricos y empresarios son muchos millones. Ahora, que se pretenda meter a las personas pensionistas, a saco, en el mismo bidón... Ser mayor y/o pensionista no implica ser persona corta de entendederas ni votante masoquista.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.