Mariló Montero y Pablo Iglesias

Mi madre solía decir que con las cosas de comer no se juega. Y es que hay cosas con las que ni de broma.

Al parecer y contado con la mayor reserva, Pablo Iglesias, el líder del partido político español "Podemos", habría, dicho en una conversación privada (parece que le robaron el móvil) con su amigo Monedero, y sin tener -yo al menos- constancia del resto de la conversación, que a la periodista Mariló Montero (la ex del también periodista Carlos Herrera), la azotaría hasta que sangrase (sic).

La señora Montero ha denunciado el hecho.

Y Podemosha respondido a esa denuncia reiterando que el comentario fue hecho en un ámbito privado (???)... y en tono de broma.

Mariló Montero no es una periodista que me caiga especialmente bien; la he visto en televisión, en su último programa, en alguna ocasión y no me gustan ni sus formas, ni su tono, ni su nada. Me pasa igual que con su ex marido: me suenan a prepotentes, siendo ésta una apreciación personal y que no está fundada más que en no haber química alguna entre ellos y yo. Dicho ésto, sigo.

A ver, chiquitines de Podemos. Ni de broma. Ese tipo de comentarios, sea cual sea el motivo, la chanza, la juerga del momento, el amiguete que escucha... ni de broma. Este país tiene, año tras año, ochenta mujeres que mueren a manos de gente que, a lo mejor, dijo algo parecido en un bar con los amigotes. Ni en privado ni en público. Nunca.

Y ahora, y ya enfadada (porque lo estoy), si este sujeto (Pablo Iglesias) que en privado y con amiguetes dice ese tipo de cosas, quiere gobernar este país... ni de coña.

1 Comentario:

Una mirada... 28 de julio de 2016, 10:17 » ((Responder al comentario)) »

No consigue entender cómo, habiéndose robado el móvil -según leo-, algún medio publica contenidos del mismo. ¿Ha robado alguien de ese medio el móvil de Iglesias...? ¿Ha comprado ese medio material robado...? ¿No es eso un delito...? ¿No es, también, delito acceder a información privada de un usuario de telefonía móvil sin mandamiento judicial...?

Dicho lo anterior, la expresión referida a Montero es deleznable, tanto como apropiarse de un móvil ajeno para hacer público su contenido. Y, si sirve de algo, no tengo la menor simpatía ni por el hacedor de gracietas ni por la ofendida.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.