Ana Huete

Posiblemente el nombre de Ana Huete no diga nada a la mayoría, pero si añado que es la única española que ha muerto en el terremoto de Italia de estos días, seguramente todos sabreis de quién hablo.

Estaba recién casada y había ido de vacaciones... y le pilló el terrible terremoto de casi 7 grados.

Pero la noticia que provoca que ahora mismo esté escribiendo es que cuando la familia se ha movido, trasladándose incluso algunos de ellos a recoger y repatriar el cadáver de la chica, el Gobierno de España ha dicho que los gastos de ese traslado tiene que correr a cargo de la familia, ya que ellos nada más que se hacen cargo si la muerte ha ocurrido en situaciones excepcionales. La familia, lógicamente se ha molestado, pero como tienen un seguro que cubre esa eventualidad, será traída de ese modo.

Es decir, que el gobierno Rajoy, ese que lleva en funciones casi un año, algo que no parece preocuparle (para qué, si siguen cobrando sin trabajar...) no considera que una española que estaba de paso por un país extranjero, y que muere por un terremoto... es una situación excepcional, pero sí en cambio repatría a un montañero que se caiga y muera en una montaña allá por el Everest, o a un político al que le da un infarto estando de vacaciones en Cochimbamba, o a cualquier otro que tenga un problema y muera fuera de nuestro país, siempre que pertenezca a cierta clase social y política... que es la suya, naturalmente.

No lo entiendo, sinceramente no lo entiendo. O todos moros o todos cristianos que decía mi madre, pero lo de este sí porque es hijo de, o porque alguna vez hemos tomado café con él (y sí, estoy siendo muy cínica), y ese que siemplemente es un ciudadano y no tiene nuestro empaque, no...

Porque supongamos que la familia no tiene ese tipo de seguro y tampoco dispone del dinero para tremendo gasto (no olvidemos que ha sido algo imprevisto), entonces qué: ¿dejamos el cuerpo de la chica en Italia y a la familia con la impotencia de no poder traerla?.

¿Un terremoto no es una SITUACIÓN EXCEPCIONAL?.

No sé pero hay ocasiones y esta es una de ellas, en que siento náuseas ante algunos comportamientos oficiales, ante la poca humanidad que se desprende de ellos, y sobre todo de darme cuenta de que al final han conseguido el sueño que tuvieron sus ancestros de que hubiera dos Españas: la de ellos y la nuestra.

3 Comentarios:

Verónica Calvo 27 de agosto de 2016, 12:29 » ((Responder al comentario)) »

Si no es una situación excepcional, que me diga Rajoy qué es, que además le diría a la cara la vergüenza que siento ante él y su partido.
Y lo peor, que siga siendo la opción más votada.
De verdad que no entiendo nada...

Mi abrazo a los familiares y amigos de Ana Huete.
Y otro para ti.

Pilar V 27 de agosto de 2016, 13:22 » ((Responder al comentario)) »

Lo cierto es que no sé cuales son las condiciones en las que un estado asume los gastos de repatriación de un ciudadano esté o no vivo, pero sin duda que te mate un terremoto parece bastante excepcional.
De todos modos, no deja de ser una muestra más de cómo se priorizan los gastos cuando al mando de la caja se encuentran estos "señores", lástima no seamos conscientes de todo esto cuando nos llaman a las urnas.

Un beso

Una mirada... 27 de agosto de 2016, 13:52 » ((Responder al comentario)) »

Hace cuatro años se pidió ayuda urgente a Asuntos Exteriores para repatriar a una española que había ido a trabajar a Argentina y que, debido a un catarro mal curado, terminó hospitalizada con neumonía y sin suficiente dinero para asumir los costes. Asuntos Exteriores dijo que nones, que los ciento cuarenta y un mil euros que costaba traerla en avión medicallizado hasta España suponían demasiado disoendio... Y allí, en Argentina, murió. Sus cenizas regresaronn a España en vuelo regular, traídas por sus hijos...menores de edad, que, en el interín, habían sido recogidos y ayudados por el propio personal del centro sanitario donde había estafo hospitalizada la madre.

Curiosamente, unos meses antes, un tal Carromero, pepero él, había ido a hacer el indio a Cuba, había tenido un acciente de tráfico -en España el tipo tenía un historial de multas de tráfico para empapelar la Cibeles- muriendo dos de los ocupantes del vehículo que el Carromero de marras conducía.
¡¡Cómo se movió, entonces, Asuntos Exteriores para conseguir traerlo a España y que cupliera aquí la pena impuesta por los jueces cubanos!! Para el loco del volante no hubo baraturas...

Y una vez de vuelta a la patria y cumpliendo condena en régimen abierto, la lideresa Espe lo colocó de asesor con un señor sueldo.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.