Carolina Marín un gran oro

Hacía días que no comentaba nada de los Juegos Olímpicos ni de las medallas, que andaba yo intentando recomponer este cuerpazo que tengo, pero mira tú por dónde hoy me apetece hablar de todo un partidazo que hemos vivido quienes lo hemos visto, y que conste que en mi vida había visto uno de bádminton... y ni sabía de qué iba... hasta el otro día en que ví a la nuestra en semifinales, y lo cierto es que me gustó.

Pero hoy Carolina Marín, la flamante medalla de oro, se ha ganado cada tanto, porque la hindú (buenísima, por cierto) no se lo ha puesto nada fácil. Es más, el primer set (o como se llame, que aún no me lo sé), ganando como ganaba la española, la india le ha dado la vuelta y se lo ha llevado.

Un gran partido donde podía ganar cualquiera de las dos porque lo han peleado y a conciencia, pero Carol quería ganar a toda costa y le ha puesto lo que hay que poner cuando se quiere tan de verdad algo. Ha sido hora y media en la que incluso los novatos en esta disciplina, como yo, hemos disfrutado muchísimo.

El otro día Rafa Nadal, el tenista por si alguien no le conoce, dijo que escuchar el himno es algo que siempre le puede. Imagino -por imaginar que no quede- que saber que no juegas, a lo que sea, tú solo si no que detrás de tí hay todo un país empujándote tiene que ser... pero que encima y en unas Olimpiadas o en un Campeonato del Mundo, por ejemplo, veas subir tu bandera y suene tu himno... por tí, porque has ganado a los mejores, eso tiene que ser... de lo que es, de lo que les pasa a la mayoría que son bien nacidos, de emocionarse.

Y el que quiera decir que todo eso son pamplinas, pues que lo diga, pero cuidadín que la goma de borrar la tengo yo...



Comentarios

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.