Cosas de hoy 6 agosto

Hay veces que pasan cosas que no son importantes para nadie más que para uno mismo, cosas banales pero que te complican el día a día. En otras ocasiones leyendo la prensa diaria te encuentras con noticias de las que van enmedio de las "importantes" o las que algunos periódicos y medios de comunicación consideran importantes, dejando un poco para el relleno otras que posiblemente no influyan en tu vida, pero sí te conmueven al leerlas. Y de todo eso, de noticias pequeñas pero que mueven, va a ir este "Cosas de hoy" que solamente aparecerá por aquí cuando merezca la pena contar... privado o público.

Hace un par de semanas tuve un ataque de ciática. Esta mañana me han puesto la última inyección y parece que algo de mejoría hay aunque todavía lo de poner el pie en el suelo es algo complicado. Y claro, lo de tener que estar tumbada en la cama todo el santo día es algo que tiene sus consecuencias, como la de dormitar a cualquier hora sin control (por puro aburrimiento y por los calmantes), y cambiar con ello el día por la noche. Así que me he despertado de una de esas somnolencias a las siete de la tarde, comiendo media hora después. Todo un poema. Espero que a partir de hoy, o de mañana o de pasado, consiga volverlo todo a la normalidad perdida, y dormir y comer a horas normales.

En la prensa de hoy hay un par de noticias que creo vale la pena resaltar.

La primera habla del tremendo incendio que está asolando La Palma, en Canarias, un incendio que parece provocado (al menos hay un detenido). Pero el corazón de esta noticia es lo que están haciendo las buenas gentes que pueblan la isla. Están colocando sábanas en los tejados de sus casas con un "GRACIAS" o "ÁNIMOS" para la ingente cantidad de avionetas que, sin descanso, no paran de ir y venir con agua, protegiendo hogares, tierras y a bomberos, policía y voluntarios que luchan a pie contra el fuego. Un gesto que aunque ahora no puedan verlo por estar "en otras cosas", sin duda agradecerán cuando todo termine y puedan enterarse.

La otra noticia es realmente conmovedora.

En 1948 (ya con muchos años de haber finalizado la guerra civil española, 1939) fueron detenidos en su casa una mujer y su hijo de 20 años. Vicenta López Digón y su hijo Jesús Camuñas López fueron llevados primero a comandancia policial y después trasladados a la prisión de Villafranca del Bierzo (León, España). En el trayecto de ese traslado y según el informe posterior, Vicenta y Jesús intentaron escapar... y fueron masacrados a tiros; luego enterrados "Jesús debajo y Vicenta encima". Insisto en la fecha en que se los llevaron: 1948.

Hoy, 68 años después, su hija y sus nietos han podido, por fín, enterrarles dónde y cómo querían,

Hay muchos que no entienden esa pertinaz búsqueda de quienes fueron sacados de sus casas y muertos. Hay muchos que dicen que el pasado en general y ese tan particular de la guerra civil, hay que olvidarlo, dejarlo atrás y mirar hacia el futuro. A mí nunca me ha faltado nadie de esa forma, pero estoy segura de que si me lo hubieran quitado de esa manera... lo habría buscado toda la vida.

Mañana o cuando sea, más.

1 Comentario:

Verónica Calvo 7 de agosto de 2016, 11:50 » ((Responder al comentario)) »

Un incendio forestal provocado es un asesinato. Así, sin más.
A veces mueren personas, y siempre muere vida silvestre.

También yo buscaría a mis seres queridos.
¿Olvidar? jamás.
El olvido hará que se repita. Y quienes dicen de olvidar y no buscar a las personas, qué poco corazón demuestran.

Abrazos, Chesana.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.