El derecho a llamarse Lobo

Unos padres han decidido a llamar a su hijo "Lobo". El Registro Civil de Madrid ha dicho que no, que no podían poner ese nombre al niño porque alegan que "Lobo" es un apellido común en España y por tanto no se puede poner como nombre. Según una Resolución del año 2005 un apellido no puede ser nombre propio. Hasta ahí, más o menos la noticia. La Dirección General de Registros acaba de comunicar que sí admitirán ese nombre para el crío.

Hay un derecho, supletorio del que tiene el niño, que es el de que los padres pueden poner nombre a su hijo. Eso siempre ha traído polémica porque, reconozcámoslo, hay padres que merecerían algún tipo de castigo a la hora de ejercer ese derecho. Los hijos no tienen más remedio que, en ocasiones, padecer durante toda la vida el capricho de sus progenitores. Porque hay cada nombrecito...

Querer llamar Lobo a un niño no me parece mal. No suena mal e incluso da cierta personalidad. Lo que ya no tengo tan claro es lo que puede venir después porque también es cierto que hay mucho descerebrado por ahí. Imaginemos por un momento que alguien quiere llamar "Garrapata" a su niña. Ufffffffff. ¿También habría que admitirlo?. Luego no nos extrañemos si veinte años después hay un parricidio...

Esto de los nombres tiene su punto, no sé si bueno o malo, pero su punto. Porque al menos uno tendría que poder cambiárselo después, sin tener que llevar tropecientos testigos de que no le gusta o de que lleva años llamándose de otro modo; debería ser más fácil ese proceso legal. Y tener que cargar toda la vida con un nombre que no te gusta para nada... también es una condena... y lo digo por propia experiencia.

Cierto que el recién nacido ni pincha ni corta a la hora de opinar, pero los padres deberían ser algo más responsables a la hora de decidir cómo llamará todo el mundo a su vástago, porque Lobo no está mal, pero cuidado, que hay animalicos que ni de broma. Y nombres normalitos que ya les vale también.

Yo ya lo tengo decidido: como en mi próxima vida tendré muchos hijos les llamaré Alibabá, Supermán y Teleférico a los chicos, y Colchoneta, Bombona y Salamandra a las niñas.

Comentarios

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.