No sé si reir o llorar

Hay veces que leyendo la prensa no sabes bien si echarte unas risas o ponerte a llorar que se te va la vida, y es que hay noticias que no tienen desperdicio. Pero en ocasiones lo que es para llevar a un juzgado son los comentarios de algunos e incluso de muchos.

La cosa hoy va de una sentencia de un tribunal de Lugo donde se condena a un padre a seguir pasando la pensión a sus hijos. Hasta aquí el hecho no tendría para mucho. Pero es que resulta que "los niños" tienen ya, uno 21 años y el otro 26. El de 26 incluso tiene formada su propia familia.

Las razones que alega el juez es que los chavales están apuntados al paro y que dada la crisis no encuentran trabajo.

Y ahora es cuando empiezan a llover los comentarios por todas partes. Porque claro los que aún cobran pensiones de los padres defienden a capa y espada la resolución, mientras que el grupo contrario (posiblemente de padres) dicen que no se les pueden pagar por toda la eternidad.

Lo que más gracia me hace es que la gran mayoría están de acuerdo en que es papá Estado quien debería pagar la pensión a los chavales y no el padre, olvidando alegremente que los dineros del Estado salen mayoritariamente de los impuestos de los ciudadanos. Pero lo mejor de todo es que todos esos que ahora van de sabios, cada vez que sale el tema de la hucha de las pensiones y sus dineros, arremeten contra los mayores (y no tanto), queriendo casi ponerlos a todos mirando a la pared y fusilarlos para así acabar con el problema del gasto que producen.

Es decir: a unos hay que exterminarlos porque son una carga, y a los otros (a ellos, claro) hay que mantenerlos tengan la edad que tengan y sean solteros, casados, separados o viudos. Que ser hijo es a perpetuidad.

Lo de ancho para mí y estrecho para los demás es el lema.

O sea y por si alguien no se ha enterado: a los abueletes que cuidan de los nietos pequeños y dan dinero bajo manga a los más mayores, a esos... ni pan ni agua. Pero a los del botellón, los conciertos de Beyonce o Justin Bieber o los partidos de fútbol, a esos pensiones vitalicias por los padres o por el resto de ciudadanos.

Bonito, bonito, bonito.

Comentarios

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.