Más dura será la caída

Lo tuvo todo durante más de veinte años. Colocó a quien quiso donde quiso. Fue la madam de Valencia, la jefa, la ama. Nadie le tosía porque eso tenía un precio y lo sabían... incluso la oposición. El respaldo popular le daba, elecciones tras elecciones el bastón de mando... y se creyó que la ciudad era suya. Realmente tenía motivos para creerlo. Y de pronto todo se le vino abajo. Personalmente creo que nunca asumió su vuelta a ser una más, a no ser más la alcaldesa.

Hoy le han puesto una foto en el portal de su casa. Imagino el impacto.

Las redes sociales se burlan de ella porque su partido le ha obligado a darse de baja en él (siempre hacen eso: ellos no sabían nada de nada de nada), pero ahora se agarra al escaño de senadora, dice que dimitir sería asumir y ella no asume nada, nunca. La realidad es que posiblemente esté asustada y no quiere perder el privilegio del aforamiento, el ser una más. Todos sus concejales, los del PP de Valencia, están procesados o como se diga ahora. Van a por ella, lo sabe... pero no lo admitirá nunca.

No la defiendo, nunca lo haré, porque si es verdad que no se enteró de nada... pecó de incompetenten, de inútil... y eso, si no es un delito, debería serlo. Y los regalos que recibió no eran un derecho, no eran un añadido al cargo. Eran un soborno... y también lo sabía. Porque tonta no es... simplemente creyó que el cargo de alcaldesa y Valencia entera eran suya. Se equivocó la paloma.

Viendo alguna foto suya de no hace tanto y las de esta misma noche, se nota un cambio brutal en su imagen. En una de ella tiene la mirada perdida, como si no entendiera nada. Ha adelgazado. Pero ni aún así me da ninguna pena. Estoy harta de leer día sí y día también gente que metió la mano en caja ajena... o que no sabía nada cuando debía saber. Estoy harta de incompetentes cobrando sueldos que no se merecen. Estoy harta del puñetero aforamiento que todos dicen querer eliminar, pero que cuando consiguen un escaño cambian de pensamiento. Estoy hasta aquí y más arriba que llevemos un año con gobierno y parlamento provisional, mientras sus señorías + gobierno + altos cargos siguen cobrando cada mes sueldo + dietas + transportes + piso/hotel.

Estoy harta, muy harta del silencio de los corderos... ¿o somos borregos?

Comentarios

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.