Atraco a mano armada a la cuenta bancaria

Da igual dónde tengas una cuenta bancaria: te atracarán igual. Y digo lo que digo porque a veces sientes como si te robaran.

Esta mañana he mirado mi maravillosa cuenta (la del banco) porque de nuevo ando con dentistas y el dinero se va como si tuviera vida propia. No voy a contar mis pesares dentales esta vez, pero son tan gordos... que mejor no. Tenía justo para pagar la visita del próximo lunes. Bien, puesta esta tarde recibo un mensaje en mi móvil diciéndome que mi saldo había bajado (sin que yo supiera por qué... de ahí el tremendo susto que me he llevado al ver dicho mensaje).

Total que entro a velocidad supersónica en el ordenador a ver qué había pasado, y me encuentro con que mi banco, ese que vela constantemente por mí y por mis intereses, ha tenido la brillante idea de cobrarme las comisiones pertinentes por el mantenimiento de mi cuenta bancaria, que cualquiera diría que tienen a un vigilante jurado mirándola. De ahí el descalabro de mi escasa economía. Y es que los muy... los muy... para que no me sea tan gravoso dicho coste (muy mirados que son ellos), me cobran intereses y comisiones cada tres meses (eso dicen) en vez de anualmente, pero claro ese "cada tres meses" suele ser el mes que les da la realísima gana, por lo que ni me acordaba ni era esperado ese cobro.

Así que no creo que con los 3,45 euros que me han dejado pueda pagar ni al dentista ni a nadie, por lo que mañana (hoy ya) tendré que llamar al susodicho y contarle una milonga de por qué hay que aplazar la conjunta cita que teníamos. Lo imagino al pobre hombre desolado al no verme.

A 7 del mes y yo con 3,45 hasta el día 31. No me digais que no es para subirse a una silla y tirarse a ver si pasa algo. Menos mal que "mis chicos" (léase mi gato y mi perra) ya tienen comprado el pienso que si no el ayuno y abstinencia iba a ser toda una juerga en mi casa. En fin, que cualquier día me toca la lotería que no juego y entonces ese mismo banco y otros como él vendrán corriendo a ver qué quiero. Y es que dicen que el dinero no da la felicidad, pero anda que no ayuda ni nada.

Y luego en el último análisis me sale que tengo, entre tropecientas cosas que no debería tener, azúcar. ¿Azúcar?. Será de mirar el azucarero porque ya me dirás!!!.

Hartita me tienen.

4 Comentarios:

Sor.Cecilia Codina Masachs 7 de octubre de 2016, 12:15 » ((Responder al comentario)) »

Hola Chesana, me he alegrado de verte en mi casa. Lamentablemente no os puedo prometer cuanto tiempo estaré en activo, pero intentaré publicar a primeros de cada mes,si mi salud me deja. Hoy tengo un poco de mejoría, pero sé que durará poco a pesar de todos los cuidados.
Lo del banco...nos cobran comisiones por todo, nos desangran poco a poco, eso es el progreso, que para nosotros nos cuesta engordar sus bolsillos.
Te doy la razón.
Un beso de ternura

Chaly Vera 7 de octubre de 2016, 14:39 » ((Responder al comentario)) »

Yo guardo el dinero en el mejor libro que leí y el no cobra comisiones.

Besos

Chesana 7 de octubre de 2016, 17:58 » ((Responder al comentario)) »

@Chaly Vera

Da igual dónde lo guardes (si es que tienes para guardar): te obligan a tener al menos una cuenta bancaria... porque tienes que domiciliar los recibos de agua, luz, etc. Y ahí es donde no tienes escapatoria.

Chaly Vera 8 de octubre de 2016, 0:30 » ((Responder al comentario)) »

Vivo en un país del tercer mundo. y es en el domicilio dónde le dejan los avisos de deuda de luz, agua y gas.

Besos

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.