Un país de locos... o no

De nuevo hay que romper el descanso, el limbo... porque lo que está pasando en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) es toda una locura.

No quiero extenderme demasiado porque hay mucho bacalao que cortar, así que resumamos.

Pedro Sánchez, líder hasta ahora del PSOE acaba de dimitir. Lo había prometido: si su partido votaba a favor de abstenerse para dar el gobierno a Rajoy, dimitiría. Lo ha cumplido. No ha sido nunca especial santo de mi devoción; había algo en él que no terminaba de convencerme pero ahora mismo, con ese gesto, merece mi respeto, porque en este país no dimite ni el Tato y por cosas mucho peores. Por lo menos este hombre ha demostrado decencia, algo que muchos, demasiados, no saben ni qué significa.

Nunca he querido unas terceras elecciones porque este país no se lo puede permitir; tampoco quise las segundas, pero que los socialistas hayan votado esta tarde lo que han votado... es para llorar.

No sé si España merece o no el gobierno que lleva teniendo (sí lo sé pero no quiero decirlo ahora); repito que no quiero unas terceras elecciones, pero REGALARLE el gobierno a la cuadrilla del PP, de Rajoy, de Cospedal, de De Guindos, del de Exteriores... por favor.

No entiendo a los socialistas. Y me duele no entenderles, de verdad que me duele.

1 Comentario:

Chaly Vera 2 de octubre de 2016, 0:26 » ((Responder al comentario)) »

A mi tampoco me gustó Pedro, tampoco me agradan Iglesias y Rivera.
Pedro busco una salida honrosa y lo consiguió, pero eso no lo salva y creo que tampoco merece respeto.Durante mi vida conocí a varios dirigentes y ninguno se merecía respeto.
Las elecciones son fiestas democráticas y ustedes tendrán una tercera y quizás una quinta, lo que significa que tendrán que corregir su constitución política.

Besos

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.