OT el reencuentro

Mi cuerpo, el de ayer, no presagiaba que pudiera ver "OT el reencuentro", o lo que es lo mismo: el concierto de Operación Triunfo-1, pero al final me pude poner frente al televisor y disfrutarla.

Y digo bien: disfrutarla, porque salvo un par de cosillas o mejor dicho, de participantes, la disfruté y mucho.

No es cuestión de añoranzas sobre un programa que ha dado mucho al panorama musical español, si no de recordar algo que sucedió hace quince años (cuántas cosas han pasado desde entonces) con una sonrisa, y valorando lo mucho o poco que han evolucionado algunos de sus concursantes. Lo del éxito es algo que si algunos supieran cómo se consigue, lo fabricarían en plan industrial; pero no, el éxito siempre llega acompañado de mucho trabajo y de bastante magia. Porque ¿dónde radica la diferencia para que unos lleguen donde llegan y otros apenas pasen la línea de los mediocres?. Vaya usted a saber.

Pero hablemos de lo que sucedió anoche, teniendo presente que a algunos de ellos hace muchos años que no los he vuelto a ver.

Me sorprendió el progreso de Verónica, la alicantina de Elche que desafinaba estrepitosamente hace quince años y que a pesar de los muchos nervios, manejó la música muy bien anoche. Se nota el trabajo hecho y sobre todo el tesón. Eso sin contar por el bellezón en que se ha convertido: era guapa entonces pero ahora está impresionante.

Voy a meter en un único grupo a algunos de los cantantes de anoche porque no quiero tampoco darles muchos palos.

Juan Camús aburrió hasta lo indecible y fue pesado hasta decir basta con el cantad conmigo; creó polémica intentando destacar y vaya si destacó por lo tremendamente cansino de su actuación; posiblemente si no fuera por esa polémica no recordaría ni su nombre.

Hubo un chico, Alejandro Parreño, con pañuelo en la cabeza que no lo hizo mal... pero pasó sin pena ni gloria.

Mireia, la chica rubia que primero cantó en grupo y después sola, tenía una gran voz y lo hizo muy bien... pero no la reconocí y por tanto no sé si ha mejorado o no.

Javián... más de lo mismo, sin nada que destacar.

Geno una buena voz pero que no pasa de ahí.

Álex también con una gran voz pero no consigue traspasar más allá del momento.

Natalia, guapísima también, con muchas tablas ha sabido ganarse a una gran parte del público. Será digno de ver qué hace cuando cumpla algunos añitos más.

Naím Thomas, dicen que el gran desaprovechado. Canta muy bien pero no consigue hacerse un lugar. Estuvo un pelín forzado anoche.

Gisela... me costó y mucho reconocerla físicamente. Se ha arreglado tanto la cara (está muy guapa pero...) que parece otra persona. Cantó muy bien, pero la sorpresa inicial de no saber quién era hizo que la mente se distrajera "buscándola" en la memoria. Ha mejorado en su aspecto, eso está claro pero también es una más del montón: ha perdido su personalidad, que la tenía. Una muy buena voz.

Nuria Fergó. Físicamente la vi muy delgada... y mayor, más que el resto. Pasó sin grandes ruídos. Una más.

Manu Tenoria es un hombre que aparte de su guapura, no canta mal (un poco chillón para mi gusto) pero que de nuevo no consigue lo esperado. Prácticamente lo tiene todo para triunfar, pero por alguna razón lo hace a medias. Y ya se le va pasando el arroz.

¿Qué voy a decir de David Bustamante que no sepamos todos?. Una enormidad de voz, simpático como el que más, anoche volvió a enamorar con todo él. Sabe lo que hace, conoce su oficio, y lo sabe vender muy bien. No defraudó.

Rosa. Ay mi Rosa. Me enamoró la primera vez que la escuché cantar. Tiene no sé si la mejor voz de todos, pero desde luego sí la más desaprovechada de OT1. No sé dónde está el problema, pero esta chica no cuaja. Anoche estuvo muy nerviosa y se le notaba. Tiene una enormidad de voz pero es como si no supiera qué hacer con ella. Fue un lujazo verla (tiene un encanto especial cuando baila), pero los nervios podían con todo. Lo tenía todo ganado desde el primer día que apareció en televisión, incluído el público, y no ha sabido aprovecharlo. Calidad para haberse convertido en la mejor voz española... pero algo ha fallado en el camino. Sigue cantando de emocionar.

Chenoa. ¿Qué decir de una de las mejores cantantes del momento?. Se lo ha trabajado a conciencia, canta como le da la gana, está guapa a rabiar, y siendo una de las mayores del grupo (41 añitos) no ha perdido la alegría que tenía, mejorando como los buenos vinos. Es una gozada verla, oirla y disfrutarla. Lloró al final lo que no está escrito; lo pasó mal cantando con quien fue su amor Bisbal y está claro que es una mujer a quien las emociones le pueden. Grande Chenoa porque sin molestar ha sabido hacerse su propio hueco en el panorama de la música. Todo un placer verla y escucharla.

Y llegamos a David. Bisbal, claro. Muy hecho, con muchas tablas y muchos aviones/carreteras en el cuerpo. Ha dejado de ser aquel chaval de tirabuzones y se ha convertido en un hombre. Ha perdido un poco de brillo en la mirada y anoche, cantando "Escondidos" con Chenoa, estuvo muy pendiente de ella y muy poniendo barreras también. No sé si hubo "cobra" o no (yo no la vi), pero sí la frenaba. Cantando estuvo soberbio y como siempre no defraudó. Más comedido (los años no perdonan) pero sigue siendo él; la gente le quiere... y él lo sabe. Grande también y para nada el segundón de OT1.

En conjunto el concierto de anoche fue todo un éxito porque incluso quienes no guardan en la memoria nada de entonces, creo que disfrutaron. Yo, sinceramente, mucho. Porque aquellos chavales de hace quince años, marcaron una época y son lo que son gracias a un programa que fue muy innovador, y que duda cabe que a mucho trabajo de ellos mismos y de quienes les han rodeado. Muchos han llegado, otros siguen peleando y algunos se ha quedado en el camino, pero todos ellos (con nosotros) formaron un programa muy especial que se llamó Operación Triunfo, haciendo también especial su Primera Edición. El resto de las ediciones pasaron a ser "una más".

Que sí, que disfruté mucho anoche y eso es lo que vale al final.

1 Comentario:

Chesana 2 de noviembre de 2016, 6:14 » ((Responder al comentario)) »

Esta tarde he tenido ánimos para entrar en redes sociales y ver de qué se hablaba por allí. He alucinado porque el tema rey de hoy es "cobra sí, cobra no" de Bisbal a Chenoa anoche.

Ahora entiendo por qué el programa de Telecinco "Sálvame" es líder en las tardes españolas.

De un concierto de dos horas, fantástico para mi gusto... solamente se comenta hoy el asunto "cobra". Qué pena de país.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.