Carta a los burros

En esta ocasión los burros no son esos simpáticos animalitos de cuatro patas tipo Platero (que visto lo visto, muchos no sabrán ni quién es), si no algunos que se llaman seres civilizados.

Está bien, porque el espectro opinable es y tiene que ser muy amplio, que uno no sepa quién es/era George Michael; incluso está bien que conociéndole, no te gustara porque para gustos los colores. Pero hablar como se está hablando, sobre todo en idioma español, de la muerte de este cantante británico, icono de toda una época, y que murió ayer a los 53 años ya roza el absurdo más absoluto. Y digo lo de en idioma español porque no me he preocupado y ocupado aún de lo que dicen en otros.
Georgios Kyriacos Panayiotou (George Michael) nació el 25 junio 1963 en Reino Unido; falleció el día de Navidad del 2016

Ahora resulta, y casi cito textualmente, que como George Michael tuvo neumonía en el 2011... y la neumonía se produce por una bajada de defensas (???)... y como encima era gay... pues nada, que el hombre ha muerto de sida. Y se quedan tan panchos.

O sea, yo que tengo cáncer, y también tengo las defensas por los suelos, como se me ocurra coger una neumonía será que tengo VIH. De cajón.

Pero es que rizan el rizo de la tontería subliminal, porque algunos ante el hecho de que no se haya dicho oficialmente de qué ha muerto, ya dan por hecho de que al ser gay... es por sida. Y no hay más. Como si el VIH no se pudiera contagiar de otra forma: yendo de putas, teniendo sexo sin protección, por una transfusión, por el pinchazo de una jeringuilla, por tener un amante que no tiene la obligación de serte fiel... No, de todo eso nada; simplemente si eres homosexual y te mueres es de sida. Como si el VIH no fuera contagiable a machos muy machos o a hembras muy hembras (sobre todo a los primeros).

Entiendo que una generación más joven no sepa quién era/fue George Michael, lo entiendo porque yo no tengo ni pajorera idea de quiénes son los que ahora molan tanto, pero lo que ya me cuesta es que eso sea opinión generalizada, porque un hombre que no hace tanto vendió cien millones de discos no es cualquiera ni lo hace cualquiera. Repito que te podrá gustar o no, esa es otra cosa, pero es como decir que no sabes quiénes fueron los Beatles, o Madonna o que nunca has oído hablar de "Cantando bajo la lluvia". Es que son iconos de toda una época!!!. A no ser que salvo el instante actual del minuto "ahora mismo" del día de hoy... no sepas absolutamente nada de nada. Porque entoces, y disculpas a Platero... eres un burro de los de orejas grandes y cara a la pared. Y si es así, no opines de todo como si fueras una enciclopedia ambulante sin hojas. Si no sabes, al menos cállate y muestra respeto ante algo como la muerte. Por cierto: a ver si se acaba ya este 2016 que está siendo tremendo en cuanto a llevarse gente sin tener edad "oficial" para irse.

El vídeo que sigue es de malísima calidad pero es el único que he conseguido encontrar que da muestra de quién era George Michael en su tiempo, cuando aún no habían salido los Bisbal, Ricky Martin, Cheyenne y tantos otros que ahora cantan y bailan... como lo hacía él hace veinte años y "escandalizando" a todo el mundo adulto con sus movimientos, algo que ahora ya no resulta tan raro... El vídeo en sí resulta demasiado largo, así que no espero que nadie llegue al final pero... si alguien quiere desfrutar, de verdad, de la música que hacía este hombre... que vaya al segundo vídeo que es realmente soberbio.

Con 21 años la criatura

Comenzando el siglo XXI

Como el buen vino...mejoró con la edad.




 
Last Christmas

3 Comentarios:

Chaly Vera 26 de diciembre de 2016, 18:37 » ((Responder al comentario)) »

Gracias por la carta

Pilar V 26 de diciembre de 2016, 20:34 » ((Responder al comentario)) »

Crecen como las malas hierbas quienes no resisten la necesidad de informar al mundo de su amplia ignorancia y aun más amplia y limitada manera del ver y entender (?) la realidad.
En fin, son ruido, molesto pero prescindible.
Un abrazo fuerte.
Felices fiestas

Kasioles 26 de diciembre de 2016, 20:46 » ((Responder al comentario)) »

Amiga mía, me vas a tener que poner cara a la pared y con unas orejas bien grandes ¡qué le voy a hacer!
Recuerdo la obra de Juan Ramón jiménez, pero no recordaba el nombre de este cantante aunque sí la música del dúo de Last Christmas, que de siempre me ha parecido preciosa.
Haciendo memoria, cuando este cantante estaba en pleno éxito, yo me dedicaba a criar a un hijo tras otro y ni tiempo tenía para ver televisión o escuchar música, hoy, echando la vista atrás, me sorprendo y al mismo tiempo me pregunto ¿Cómo he sido capaz de hacer tantas cosas?
En cuanto a la opinión de la gente, habrá que pasarla por alto, ya sabes, a veces se habla por el solo hecho de darle a la húmeda y no saben si matan o espantan.
Cariños.
Kasioles

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.