Cuándo tienes fiebre con un cáncer?

Sé que para muchos lo que voy a decir les resultará obvio, pero cuando hablamos de cáncer, nunca hay que dar nada por sabido.

Cuando tienes un cáncer, bien hablando en pasado (lo has tenido) o en presente (lo tienes) seguramente el oncólogo será quien te marque algunas pautas que jamás debes olvidar. Una de ellas es la de qué hacer si en algún momento tienes fiebre.

Para cualquier ser humano SANO con 38 grados de temperatura es suficiente para llamar o ir al médico de cabecera.

Para un enfermo de cáncer, esté en el punto que esté de la enfermedad, tener 38 grados, es suficiente para ir a URGENCIAS del hospital más cercano y sin demora.

Y todo tiene una explicación siempre: cualquier persona, salvo casos extremos y graves, si tiene 38 de fiebre se le puede bajar de muchas formas la mayoría efectivas.

Una persona con cáncer suele tener las defensas bajas, por lo que ante el primer inicio de 38 grados... puede disparársele a, por ejemplo, 40 en cuestión de nada. Eso sin olvidar que no puede ni debe tomar medicación que no está contrastada por su oncólogo.

Personalmente sólo una vez en mi vida he tenido un fiebrón. Fue durante la quimio, de madrugada; de pronto desperté, temblando toda yo, me castañeaban los dientes de forma que me mordí la lengua varias veces (lo del castañeo no lo había tenido nunca), sudando a mares... y muerta de frío. Fui incapaz de ponerme un termómetro (por el temblor), fui incapaz de levantarme, fui incapaz de taparme/destaparme, fui incapaz de coger el teléfono que tengo en la cabecera de mi cama (es más: lo cogí y salió disparado de mis manos) y pedir ayuda. Creí que me moría. Finalmente me rendí y dejé que pasara lo que pasara porque el cansancio, los temblores, el frío... y el miedo... me pudieron. Recuerdo que mi gato, mi Plasty, se subió encima de mí y a pesar de que se caía (yo no paraba de temblar), consiguió "aplastarse" contra mí; creo que intentó darme calor, o consolarme, o yo qué sé. Me desmayé supongo que por la fiebre. Cuando desperté era ya de día... y todo había pasado. Nunca he sabido qué me pasó aunque supongo que algo tuvo que ver la quimio. Tampoco cuánta fiebre tuve, pero pienso que mucha. Si sé que por menos la gente se muere.

Por eso es tan importante que si se llega a 38, quienes estén cerca sepan que tienen que ir a urgencias contigo. Eso si tienes a alguien, claro.

Comentarios

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.