No esconder el cáncer

Últimamente se están prodigando en Internet los vídeos y las imágenes de mujeres con cáncer, más concretamente con los efectos de la quimio: sin cabello, sin cejas, etc., algo que en principio no me parece mal pero que a mi parecer está provocando la sobreexposición. Y los excesos, en cualquier ámbito de la vida, no son buenos.

Está muy bien, y lo digo sabiendo de lo que hablo, que la mujer, si así lo desea, no tenga obligatoriamente que ocultar que padece cáncer y que se ha quedado calva. Tiene que poder elegir si ponerse peluca, sombrero... o nada, sin tener que soportar que la miren de la forma que miran. Porque no nos engañemos: a pesar del progreso y de la supuesta modernidad de los ciudadanos, en los pueblos y ciudades, si una fémina sale a la calle calva o con una gorra que apenas tapa... la gente se vuelve a mirarla descaradamente y sin reparo alguno. Que nadie me diga que eso no ocurre, porque yo personalmente lo he padecido.

El hombre, para qué mentir, en ese sentido lo tiene mucho más fácil.

No estoy hablando de tener o no coquetería femenina que eso es otra cosa. Estoy hablando, por ejemplo, de que en pleno mes de agosto en España, con una temperatura de 35 grados y una humedad del 80% ponerse una peluca es, auténticamente, un suplicio evitable. Y si no que alguien lo pruebe. Terminas con un infernal calor en el cuero cabelludo y un picor que no sabes cómo parar. Y repito que sé de qué hablo: empecé mi quimio un 26 de agosto.

Pero volvamos a la sobreexposición de la que hablaba al principio. Mostrar está bien, pero creo que se está mostrando demasiado. El otro día me encontré (en absoluto las buscaba... que esa es otra) unas imágenes de una chica joven con cáncer de ovarios. La muchacha mostraba su delgadez, su calvicie... pero también en un momento dado "su bolsa". No voy a explicar qué es "la bolsa" porque ni es el lugar apropiado ni es necesario; solamente diré a título de apunte que cuando tienes algún tipo de problema en los intestinos te ponen esa bolsa más o menos en el lateral de la cintura para que tus "necesidades" salgan por ahí. Mi padre la llevó, por lo que también sé de qué hablo. Bien, pues en alguna foto de la chica, se veía "la bolsa"; ello, aparte de un golpetazo de recuerdos me provocó muchísima pena. Pero también algo con lo que no estuve de acuerdo: la sobreexposición.

No hace falta ser tan gráficos. Puedes explicar los síntomas de un resfriado, incluso mostrar ojos enrojecidos de alguien pero no hace falta mostrar en toda su extensión un constipado. Puedes explicar lo que es un cólico, da igual de qué, sin necesidad de enseñar al mundo qué es gráficamente. A eso me refiero. Está bien y lo comparto que la mujer concretamente no tenga que ocultar los efectos de la quimio si no quiere hacerlo: su calva, su falta de cejas, de pestañas... su rostro en definitiva, pero creo sinceramente que no es necesario mostrar el seno públicamente. Creo que ese seno amputado pertenece a la intimidad de cada cual.

Posiblemente muchas mujeres no estén de acuerdo con lo que digo, y me parece bien. La diversidad es también un objetivo, pero no hay que ser tan explícito en según qué cosas.

2 Comentarios:

Chelo 3 de enero de 2017, 12:45 » ((Responder al comentario)) »

Estoy totalmente de acuerdo contigo .

Kasioles 3 de enero de 2017, 13:45 » ((Responder al comentario)) »

Lo has expuesto fenomenal, yo pienso que a nadie le gusta airear sus males y mucho menos mostrar los efectos secundarios que acarrea, por un tiempo, un tratamiento de quimioterapia.
Hoy, como todo tiene que entrar por los ojos, parece que se ha olvidado que la información escrita, sin agregar ilustraciones, tiene el mismo efecto.
Cariños.
kasioles

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.