Hola papá

Hoy hace 28 años que te fuiste. ¿Que te echo de menos?... lo sabes.

Podría contarte todo lo que ha pasado en el mundo, pero supongo que estás al día como lo estabas antes. De todos modos no te has perdido gran cosa: porque si algo cambia, suele ser a peor. Imagino lo enfadado que debes estar porque la derecha manda, de nuevo, este país... y la izquierda anda dando tumbos sobre sí mismos.

En cuanto a casa, a la familia... supongo que mamá ya te ha puesto al corriente, al menos hasta donde ella se enteró... y el resto ya te lo cuento yo cada día. Sabes que no soy de tener fotos vuestras, pero tampoco hacen falta aunque a veces ya me cuesta recordar tu rostro. No me riñas, pero he olvidado tu voz. Y es que es tanto tiempo...

Tu hijo supongo que está bien. Vale, ya me callo. Tus nietos... muy mayores... supongo. Que sí, que dejo el tema.

A pesar de que siempre andábamos a la gresca (es lo que da tener el genio igualico igualico), te echo de menos constantemente, aunque por otra parte, y sé que me entenderás... prefiero que no vieras a la mamá al final, Supongo que ahora no para de contarte cosas; es lo que tiene que no haya ningún entretenimiento donde estais. Siento habértela puesto tan cerca, tan encima (y sí es literal y me estoy riendo ahora mismo), pero no quise que te sacaran... no quiero que nadie te toque de donde estás. Lo de que os casasteis para toda la eternidad es cierto... no paro de reirme; vale, vale, ya paro.

Por mí no te preocupes. Estoy bien... a días. Y sí, tienes razón: he tenido suerte en eso. Ya falta poco para la próxima revisión así que te espero allí... como siempre. No dejes que nada salga mal aunque ya sabes cómo me pongo días antes. Casi te oigo decir que no sirve de nada preocuparse antes, pero... ¿cuándo te he hecho yo a tí caso?, jajajajaja.

Te quiero. No te lo dije nunca. Entonces no se decía, ni de hijos a padres ni al revés. Son modernismos que no has conocido, pero espero que lo supieras... como yo lo sabía de tu parte. He cambiado físicamente; dicen que de cara me parezco a la mamá; de cuerpo... estoy tremenda por la medicación; de carácter: lo tengo más calmado, no salto tan rápidamente... será porque hay muy pocas cosas que me importen. Pero en las formas sigo pareciéndome mucho a tí.

Sabes que ir al cementerio me rompe durante días. Por eso no voy. Sé que eso no te enfada porque todo tú estás conmigo.

Parece mentira. 28 años ya. Mira tú que te fuiste el mismo día que murió Alfonso XIII, ¿qué tontería verdad? pero me enteré no hace mucho. Y el "Día de Andalucía"... eso sí es importante... aunque un vasco de pura cepa morirse ese día...; como si hiciera falta que me lo recordaran.

Bueno, papá, sé que soy tonta pero estoy a punto de romperme escribiéndote, así que voy a dejarlo. 28 años. Toda una vida echándote de menos. Te quiero.


Gladiolos 
Los que tú plantabas eran más bonitos aún.

1 Comentario:

Kasioles 28 de febrero de 2017, 8:30 » ((Responder al comentario)) »

Empezar el día como si te arañasen el alma, ya no sé si es bueno o malo, muchos días he amanecido así y he podido superarlos.
No te puedes imaginar lo bien que te entiendo, casualmente también mi padre falleció en Febrero, aunque unos días antes que el tuyo y, aunque ya se han pasado 24 años, sigo echándolo en falta y me acuerdo de él.
Cuando escribo a mi madre, en mi mente también está él, era un hombre íntegro y con un gran corazón, en mis genes llevo parte de mi madre, pero la mayoría son de él.
Reconozco que he sido una privilegiada por haberlos tenido como padres.
No sabría que decirte, a mí, los consejos de los demás, nunca me han servido, somos nosotras, en solitario, las que tenemos que seguir afrontando las sorpresas que nos traiga la vida.
Tú, amiga mía, eres de esas personas que, aún en tus peores momentos, das lecciones de vida.
Hoy quisiera transmitirte cariño en un abrazo muy especial.
kasioles

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.