José Francisco Naranjo Bandera

No todo son siempre noticias a la contra, y precisamente porque una noticia "buena" es la gran excepción, la traigo hoy aquí, sin haber tenido hace cinco minutos ni idea de quién es el personaje.

José Francisco Naranjo Bandera ha sido durante 45 años profesor en el colegio de los maristas de Málaga. Y hoy le ha tocado jubilarse, así que en su último día en ese colegio, todos los alumnos han salido a despedirle. Lo que cuento puede parecer inverosímil corriendo los tiempos que corren, y por ello he buscado comprobarla... y qué mejor forma de hacerlo con un precioso vídeo de casi cinco minutos (repito: cinco minutos... que es muchísimo tiempo), donde se contempla al docente aplaudido y vitoreado por sus alumnos.

Pero personalmente lo que más me ha impactado es la cara de esos chavales, la expresión y los gestos espontáneos hacia su profesor, los abrazos. Y eso no se puede fingir.

Don José Francisco debe haber sido un gran maestro y una mejor persona. A las pruebas me remito.


Despedida a un profesor.


2 Comentarios:

José Francisco Naranjo Bandera 11 de marzo de 2017, 21:55 » ((Responder al comentario)) »

Gracias de corazón, Chesana. He procurado en mi vida de docente acercarme al más necesitado, al más conflictivo, porque la educación es un trabajo difícil, un reto, una meta y te sabe mejor conducir a un alumno con dificultades que al que va sobrado, al que nunca dejo atrás, pero intento que sea el otro el que intervenga cuando se levanta la mano, y si lo hace bien lo estimulamos, e, incluso, le aplaudimos y potenciamos. Los alumnos notan que tú te preocupas por ellos, que les enseñas y los quieres y le reprendes cuando toca. Ahí tenía muchos alumnos nietos, hijos de antiguos alumnos, algo que te da doble autoridad ( ¡qué pena donde el profesor no tiene autoridad porque no lo respetan ni padres ni alumnos!) A todos esos colegas que trabajan en situaciones difíciles, les dedico mi homenaje: yo he trabajado muy bien durante cuarenta y cinco años.
Un abrazo,
José Naranjo

Chesana 11 de marzo de 2017, 22:26 » ((Responder al comentario)) »

@José Francisco Naranjo Bandera

Muchas gracias profesor por su comentario, que por cierto no esperaba.

Lo que usted explica aquí es lo que debería ser un maestro, cuya función no es solamente la de enseñar... si no la de encaminar hacia lo que sus alumnos serán de adultos.

De nuevo mi gratitud por sus palabras. Ha sido todo un honor encontrarle. Guardo su blog para no perderle la pista.

Otro abrazo con todo cariño.



Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.