Por qué mienten con el cáncer?

Después de un día extraño porque me fallaba la conexión a Internet y de tropecientas llamadas al antiguo Ono hoy Vodafone (ahora mismo me tienen hasta aquí... porque ellos no han sido capaces de solucionar el problema... ya hablaré otro día de mi aventura de hoy), la primera noticia que leo en prensa es que el exministro de Interior, Fernández Díaz ha superado el cáncer. Pero no un cáncer cualquiera, no, si no un cáncer de hígado.

Voy a contar lo que he leído porque no quiero subirme la mesa sin que nadie entienda qué me pasa.

Resulta que a Fernández Díaz le detectaron ese cáncer en marzo del 2016. Le operaron en noviembre también del 2016, y hoy ya está curado.

A ver, milagros a Lourdes, y que conste que no quiero -ni mucho menos- quitarle la esperanza a nadie pero... ¿qué se ha curado? ¿¿¿Cómo???. ¿Le han quitado el hígado y es el único ser humano que vive sin ese imprescindible órgano?.

Aclaremos cosas. Una persona puede tener dañado el hígado y con un trasplante queda como nuevo (ahí tenemos a Camilo Sesto por ejemplo, o a Raphael), pero no era un cáncer. Eso que quede claro. Ojalá fuera igual y todos se pudieran solucionar con un trasplante.

Yo no digo que un cáncer de hígado no se cure, porque es complicado pero siempre hay esperanza, pero no habiéndole operado en noviembre. Podrá decir que se encuentra mejor, incluso que está bien... pero curado... Un poco de respeto a quienes a pesar del tiempo (a mí me operaron hace cinco años y medio) todavía andamos con revisiones semestrales, medicándonos por un tubo, y luchando contra él.

Es más, habiendo sido operado en noviembre, no le han dado la primera alta por muy exministro que sea. Es algo que no se cree ni él, y mentir está muy feo señor Fernández, muy feo. Solamente diré una cosa para que quien no sepa se haga una idea: yo, con mis cinco años y medio... todavía no tengo mi primera alta médica (espero que me la den en la revisión de abril).

Entiendo perfectamente que se trate de dar un poco de luz a quienes ahora mismo están a oscuras y muertos de miedo; yo pasé por eso y necesité encontrar esa luz, ese "no te preocupes, todo saldrá bien", pero si alguien, con toda la buena fe del mundo me hubiera mentido con respecto a mi enfermedad, no se lo habría perdonado nunca. Nunca.

El cáncer de hígado es uno de los más graves, junto con el de cerebro, pulmón y páncreas. Y se necesita toda la información posible porque en caso de tener que irse, hay que hacerlo con la mayor dignidad posible. Si conseguimos superarlo, hay que saber también que no será fácil, que será posiblemente muy duro y que en ningún momento podemos venirnos abajo; nadie nos regala nada con un cáncer, el que sea, y cada pequeña batalla ganada es un paso más hacia ese sí entonces "¡¡¡he ganado!!!. Pero eso no ocurre en apenas dos meses, y decir lo contrario es mentira. Eso también hay que saberlo.

Así que señor Fernández, me alegro mucho que esté bien y que vaya hacia adelante; me alegro como lo haría con cualquier otra persona... pero no vuelva usted a mentir porque entonces seguramente me enfadaré. Suerte en su lucha.


Por cierto y aunque fue noticia de anteayer.. ha fallecido el también exministro de Interior (época de Zapatero), José Antonio Alonso, de cáncer de pulmón. Tenía 56 años.

3 Comentarios:

Alondra 9 de febrero de 2017, 21:50 » ((Responder al comentario)) »

Voy a cumplir 10 años con Leucemia, es cierto que soy una privilegiada porque los medicamentos novedosos de Novartis (ya estoy con el último que salió) me siguen manteniendo en esta vida, pero no estoy curada y los efectos secundarios de la pastilla mágica me hizo pasar varias veces por quirófano para arreglar un órgano u otro... El cáncer no se cura, puede estar en letargo un tiempo pero siempre tendrás que pasar por controles el resto de tu vida.
Es cierto que no todos los cuerpos reaccionan igual pero tener cáncer es convivir con el enemigo. Ah! y dejar de decir que somos valientes. Nos ponemos la careta de sonrisa pero muchas veces no es fácil aguantar a nuestro cuerpo y gritamos aunque sea "pa dentro".
Un abrazo grande amiga

Chesana 9 de febrero de 2017, 22:18 » ((Responder al comentario)) »

@Alondra

Mi querida Alondra. No sé si leerás ésto, pero por si acaso...

Comparto todo lo que dices. Y lo de que somos valientes... ¿qué sabrán ellos lo que tenemos llorado... y aún lloramos.

Diez años ya. ¿Qué te puedo decir que no sepas?.

A mí ahora, a los cinco años cumplidos, me han salido los problemas en oídos, dientes, vista... todos efectos secundarios de la quimio de entonces. Y encima la pastilla milagro como tú la nombras y que aún no me han quitado, me ha producido principio de osteoporosis, por lo que ahora mismo también me han medicado por esos "huesos de cristal" y peligro de fracturas por cualquier golpe por leve que sea.

Y sí, las revisiones son de por vida. Como bien dices el cáncer no se cura: sólo se le contiene.

Me ha alegrado mucho que te hayas dejado ver. Te lo dije y lo repito: si necesitas algo, lo que sea... sabes cómo buscarme.

Un abrazo enorme, tan grande que puedes guardarte un trozo para cuando te haga falta.

Alondra 10 de febrero de 2017, 1:33 » ((Responder al comentario)) »

Gracias amiga, las células malignas se descontrolaron y lo he pasado mal, el nuevo tratamiento no funcionaba y estuve a punto de dejar ya tanta química... y ahora que mi cuerpo resiste, problemas familiares me tienen muy agobiada. En fin, mañana, si amanece, es otro día.
Siento tu abrazo sincero y me quedo con el trozo porque me hará mucha falta. Para ti mis mejores deseos. Bss.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.