Ganar dinero con el cáncer

Creo haber hablado de esto alguna vez, pero quizás no en monotema como hoy, pero ya me tienen más que harta. No aguanto a la gente que rentabiliza de algún modo su cáncer, su enfermedad. Entiendo que cada cual hable del suyo, porque a veces es una necesidad hacerlo; de hecho, yo lo hago muchas veces y no ya con él como compañero, si no comentando cosas muy personales... pero no lo rentabilizo y no es siempre dinero la ganancia de algunos.

Si tú, siendo conocido en ciertos ámbitos dices al mundo que tienes cáncer y añades además que con un 20% de supervivencia, luego no te quejes de que la gente interprete que te estás muriendo; sencillamente porque si los datos que has dado son correctos, son la verdad... sí te estás muriendo. Tardarás más o menos pero... Con un 20% de supervivencia lo tienes muy pero que muy complicado, y por ello el mundo al que se lo has contado llega a su propia conclusión.

Otra cosa es que al decirlo no esperaras esas reacciones. Ese es un punto distinto, pero no puedes alegar que el mundo se ha vuelto loco por pensar lo que piensa... porque el pie lo has dado tú.

Pero lo que ya me saca de donde no se me puede sacar es que encima lo rentabilices; que aproveches "el momento" para hacerte publicidad y salir en casi todos los medios. A ver, chavalote: que estás en tu derecho de hacer lo que te venga en gana, eso no te lo quita nadie... pero luego no te quejes si, cuando no quieras salir en ninguna parte y meterte en el último rincón de tu casa, no te dejan en paz. Todo tiene un precio.

Que ahora sales en la peli contando que no, que no te estás muriendo (de lo cual me alegro), y de paso presentas un nuevo disco, una nueva gira; y haces un anuncio en televisión... si todo eso me parece bien... si no fuera porque lo que estás vendiendo realmente es el morbo por tu cáncer y ese 20% que tú mismo dijiste. Que sólo falta que pongas donde te venga en gana una foto de la cicatriz... ¿Me vas entendiendo?. Que no, que por ahí no... que todo tiene un precio y se te ha olvidado. Que cuando las cosas se tuerzan, y ojalá no se te tuerzan nunca, no vas a querer fotos, ni público, ni nada. Que yo, llegado el caso cierro este chiringuito y no pasa nada, pero lo tuyo es más complicado.

Que te gusta ver tu foto por todas partes, y dar entrevistas... que nunca has sido tan "conocido" y jamás han hablado tanto de tí... pero has vendido una moto que ni es tu música ni tu obra. Que es otra cosa. Y te va a estrellar en plena cara.

En fin, que el todo vale no vale. Y el cáncer, el puto cáncer es algo muy serio con lo que no se puede bromear ni negociar, porque en cuanto lo haces bajas la guardia y te gana. Y aún así...

Que sí, que tu "fama" viene de antes, de una flaca a la que cantabas, pero de eso hace muchos años ya y ahora estás en una onda que personalmente no me gusta. Y al igual que tú puedes elegir qué camino tomar, yo también estoy en el derecho de decir que no lo comparto. Y todo esto que estoy escribiendo no es ni siquiera un consejo porque nunca los doy; es una opinión, la mía, que no tiene por qué ser de nadie más. Así que si eres feliz vendiendo tu cáncer... tú mismo, pero luego no llores porque no te dejan en paz y quieren la foto de tu muerte.

Y suerte chavalote. Que la vida te vaya bien... y yo que lo vea.

2 Comentarios:

Kasioles 2 de marzo de 2017, 12:47 » ((Responder al comentario)) »

Acabo de escribirte un largo comentario sobre el tema y al pinchar en publicar, me ha dado error. No sé lo que habrá podido pasar.
Mi intención era decirte que, en esta vida, nos encontraremos con personas que son capaces de todo, las hay que les encanta airear sus miserias y hacer de ellas un tema de publicidad y otros, por el contrario, se recluyen en sus casas sufriendo en silencio su enfermedad.
De todas formas, si verdaderamente se encontrase mal, ni fuerzas tendría para ponerse a cantar, me alegro por él que su situación no sea tan mala.
Te dejo cariños en un abrazo.
kasioles

Alondra 4 de marzo de 2017, 3:16 » ((Responder al comentario)) »

Yo soy como los caracoles, cuando necesito fuerza me encierro, no me gusta dar pena. SI salgo a la calle me pongo de punta en blanco para que cuando me pregunten: ¿cómo estás? decir bien, no me gusta quejarme, creo que a cada uno le duele lo suyo y por otro lado, que me perdonen pero hay mucho morboso.
Sabes que ocurre, cuando has tenido un poco de ese espejismo de la fama vuelve a buscarse a cuenta de lo que sea.
Un abrazo grandote

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.