Sacando brillo a la vida

De vez en cuando es bueno abrir las puertas del armario, sacar todo lo que hay dentro, meter en bolsas de basura lo que ya no sirve, y meter de nuevo dentro pero esta vez ordenado lo que sí. Es bueno para canalizar, para limpiar pero sobre todo para comprobar que guardamos cosas solamente por un sentimiento difícil de explicar... sentimiento que en muchas ocasiones sólo nos lleva a un sentimentalismo que no sirve para nada. Por eso es bueno hacer una profunda limpieza a ese armario... llamado también "baúl de los recuerdos".

Y como si al mismo tiempo fuera una obra de teatro, vamos con lo inservible:

PERSONAJE 1:

Eres lo peor que me ha pasado en la vida. Así, sin anestesia. Lo peor.

Fuiste lo más importante, hasta el punto de que me enfrenté a todo y a todos por tí. Pero no valías la pena; no lo supe hasta mucho después. No era tu enfermedad, hasta en eso quise excusarte; eras tú, la maldad está en tí.

Hasta aquí el tiempo que quiero darte. No mereces más.


PERSONAJE 2:

Eras una persona inmadura pero a pesar de eso y más... te quise y mucho. Tu entorno no era amigable y lo demostró siempre e incluso en el final. Creo que no merecí tanto silencio.

Ojalá aquel barquito velero hubiera llegado a buen puerto, ojalá esos miedos no hubieran podido tanto contigo, ojalá la vida no hubiera sido tan dura contigo... y conmigo. Ojalá...

Dicen que el tiempo restaña heridas. No es del todo cierto. Ayer te estuve leyendo, incluso encontré la primera vez que escribiste; me llené de tristeza, es cierto, pero sólo un segundo porque pudo más recordar tu alegría, tus ganas de vivir. Echo de menos encontrarme cada mañana con esa locura que le imprimías a todo y que hacía que mi vida se volviera del revés. ¿Que si te echo de menos?. ¿Y tú me lo preguntas?.


PERSONAJE 3:

Nunca entendiste nada, nunca. Te agarraste a un miedo absurdo hacia alguien, al igual que hizo en su momento el "Personaje 1", sin entender qué pasaba en realidad. Nunca viste lo que tenías que haber visto... porque nunca dejaste de mirar tu propio ombligo.

Aunque no lo creas hay ratos, más de los que quisiera reconocer, que te echo de menos aunque enseguida recuerdo otras cosas y... mejor dejarlo todo como está ahora.

Y sí, me da pena, mucha, que fueras incapaz de ver, de comprender... porque aunque no lo creas... te quise; a pesar de tí, a pesar de tus cosas... Una pena, de verdad, porque pudo haber sido precioso; pero siempre es cosa de dos.


PERSONAJE 4:

Ni siquiera te han dado opción a nacer, a entrar en mi vida, y eso se lo tienes que agradecer a los personajes anteriores, porque son ellos, ellos y el tiempo que no hay manera de detener, los que han hecho posible que se hayan cerrado tantas puertas... tantas...

Estoy cansada, muy cansada. Por eso no creo que tengas ni una oportunidad; eso, claro... en el caso de que llegases. No quiero volver a pasar por tantas cosas para al final no llegar a ninguna. No quiero volver a ver espaldas marchándose, ni miradas que se convierten, ni escuchar palabras cuyo único fin es herir, herirme. No quiero más locos desatados en mi vida, que lo trastocan todo para nada. Por eso, en caso de que llegaras... ni siquiera vas a nacer, porque seré yo quien lo impida. Y eso a pesar de que te he amado desde siempre, de que he querido darte lo mejor de mí... a pesar de que te he esperado desde el principio de los tiempos.

Has tenido conatos de asomar, pero siempre te vestían con trajes de fantasma, de simulacro... de nada. Y te hubiera querido tanto, tanto...!

Pero no pudo ser... y no será, eso te lo garantizo. Sencillamente se me ha pasado el tiempo de amarte... Amor... se me ha pasado el tiempo.

4 Comentarios:

Franziska 27 de marzo de 2017, 20:01 » ((Responder al comentario)) »

Gracias por el comentario que acabas de dejar en mi blog.

En este momento me siento pasmada y no comprendo cómo funciona el tema de los comentarios en tus blogs. Supongo por lo que acabo de leer que nos sometes a un test de inteligencia. Creo que no estoy a la altura de tus expectativas...

A mi la impresión que me das es que eres muy irónica y, es verdad, a mi me van las personas con talento, me gustan y es lo que más admiro.

Desde que entré en el blog, recordé que hace ya algunos años, yo respondí a otra visita tuya pero tú jamás volviste a aparecer por ninguno de mis blogs ¿lo recuerdas tú? A ver si en esta ocasión "ligamos una buena relación bloguera". A mi me apetece.

Kasioles 27 de marzo de 2017, 20:25 » ((Responder al comentario)) »

Y no te falta razón, las cosas que arañan el alma y que todavía guardamos en el baúl de los recuerdos, deberíamos de deshacernos de ellas, hacer un hatillo y tratar de que desaparezcan para siempre.
Y te lo dice una que guarda todo, pero lo mío, aunque duele a veces su recuerdo, es lo mejor que me ha pasado en la vida y por eso no quiero desprenderme de ello, es más, debo avivar el rescoldo que queda para mantenerlo vivo y continuar viviendo.
Siento lo que te ha pasado, cuando en el amor predomina el egoísmo y la razón, ya no es amor.
Si lo piensas bien, es mejor sufrir una vez que pasar el resto de tu vida al lado de una persona que no te comprende y tampoco corresponde a tu sentir.
No olvides que es mucho mejor verse solo que mal acompañado, en ocasiones los refranes tienen razón.
Ánimo, mi niña, tú puedes y logras lo que te propongas.
Pero si no es así, no te voy a decir que aún nos queda París, pero sí te diré que los sueños son de aquellos que aún tienen vida y no han perdido la esperanza.
Cariños.
kasioles

Chesana 27 de marzo de 2017, 21:26 » ((Responder al comentario)) »

@Franziska

No, no es ningún test de nada. Son pensamientos, sentimientos míos.

En cuanto a lo que dices sobre "conocernos"... sí, pero no fue hace años si no meses y no es exactamente como lo cuentas. Yo encontré tu blog, comenté en él, tú respondiste en uno mío, yo devolví la visita... y hasta que hoy que he hecho un comentario en una historia tuya. Pero no hay ningún problema en iniciar una bonita amistad... que espero y deseo dure mucho tiempo.

Lo que comentas sobre los comentarios en mi blog, no sé qué problema has tenido.

Un abrazo.

Chesana 27 de marzo de 2017, 21:29 » ((Responder al comentario)) »

@Kasioles

Estoy de acuerdo contigo querida Kasioles en que hay cosas, recuerdos, sentimientos, que hay que guardar, pero hay otros que por lo que han herido, y en cuanto se pueda (que no siempre es pronto) es mejor deshacerse de ellos, porque incluso ese recuerdo duele.

En cuanto a lo de París...¿por qué no? (estoy muerta de risa).

Abrazo. O dos.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.