Con dinero y sin cultura

Entiendo que algunas personas, por las circunstancias de su casa, de su vida, por mil cosas, no hayan podido estudiar o al menos no hasta donde hubieran querido (yo soy una de ellas); comprendo perfectamente que cada cual ha tenido y tiene la vida, no que quiere, si no la que puede, pero también es verdad, o al menos así lo pienso, que hace más el que quiere que el que puede. Y digo todo eso, porque ser un analfabeto culturalmente hablando, en ocasiones no es un pecado. Pero hay otras que sí lo es.

Nunca entenderé -porque incluso personalmente me da hasta rabia- que gentes que tienen dinero que les sale por las orejas, y no habiendo tenido por lo que sea opción a estudiar de niños, no se den a sí mismos solución. Ya no hablo de estudiar una carrera, que no siempre es cuestión de ser culto (que hay cada borrico por ahí fuera con la universidad a cuestas...), si no de "culturizarse" en temas casi del día a día. No hablo de ir al colegio, que tampoco es eso, si no de tener interés por enmendar la plana a una carencia personal.

Acabo de leer una nota puesta por alguien muy famosa en este país (no sé por qué pero es muy famosa) en una red social donde recuerda el aniversario de la muerte de su padre. Y en esa nota le habla directamente a él (algo que yo también he hecho con el mío en alguna ocasión en este mismo blog). Hasta ahí ninguna objeción. Pero lo ha hecho saltar la chispa (la mía, claro), es que esa nota termina con un "Att. tu hija". Vamos a ver, que solamente le ha faltado terminar con "cordiales saludos" o cuadrarse militarmente. Que ese "att" (literal: atentamente) está fuera de lugar y da precisamente idea de lo que he hablado antes: de incultura. Porque tú, y yo, y cualquiera, no se despide de su padre con un "atentamente". Que entiendo la emoción del momento, que lo comprendo todo... o casi, pero teniendo dinero a espuertas es casi un sacrilegio no intentar al menos ser algo más "presentable" y más cuando eres un personaje público, ejemplo incluso para algunos. Que no todo es irse de vacaciones al Caribe (porque tienes dinero, claro). Lee algo más que el "Lecturas", criatura. No digo yo que haya que irse a leer La república de Platón, que tampoco es eso, pero un Platero y yo tampoco cuesta tanto esfuerzo (por citar algo más sencillo).

Que cada cual puede hacer lo que le venga en gana con su vida, naturalmente que sí pero duele, al menos a mí me duele, que pudiendo, que teniendo, haya personajillos de tres al cuarto que sean incluso modelo a seguir para muchos, que sepan (y lo saben) que cuando escriben incluso un simple buenos días, lo leerán miles de personas... y les de igual escribirlo con be, con uve... o con hache intercalada. Que tener un mínimo de cultura, sobre todo para quienes no tienen problemas de sacar a una familia adelante, no es más que cuestión de voluntad... porque el tiempo y el dinero lo tienen.

Por todo lo dicho me sacan tanto de quicio las gentes que utilizan el lenguaje, escrito sobre todo, vapuleándolo... sin necesidad y por pura desidia. Y por eso también he dejado de leer los comentarios de los lectores en la prensa, porque son hirientes hasta decir basta esos hojos, ojas, bueltas, debocion, arina (ese "arina" visto en un blog de cocina) etc, etc, etc (todo ello leído hoy mismo). Que un error al escribir es eso: un error, pero cuando se repite hasta la saciedad es otra cosa.

Yo tengo faltas de ortografía, más porque cuando yo estudié no lo eran o simplemente porque no consigo adquirir la costumbre de releer antes darle al "enviar". No soy purista del idioma, pero sí del cuidado ortográfico, sabiendo como sé que yo también me equivoco. Pero escribir "yebar" (y no estoy inventando nada) en vez de "llevar" me pone...

En fin, que benditos los que no saben porque no pueden, pero a los otros... ni agua.


1 Comentario:

Chelo 15 de junio de 2017, 21:00 » ((Responder al comentario)) »

Que razón llevas.
Cuándo hablas de las redes a que te refieres? Estás en Facebook?

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.