Ya estamos siempre con lo mismo

Y no lo entienden. No hay manera de que lo comprendan. No sé ya de qué forma se les puede explicar, a los jueces, la justicia, a quienes cambian leyes penales y condenas, que hay delitos, tipos de delitos, que no tienen solución; que quienes los cometen, reincidirán en cuanto se les deje libres; que no hay reinserción posible; que un código penal que dice que se le ponga, a un asesino, a ciertas clases de delincuentes, la condena que sea, los años que sean... no van cumplir más de 25 en prisión... no sirve para nada. NO SIRVE PARA NADA.

El violador del ascensor, autor de dos asesinatos y 18 violaciones, condenado a 273 años en 1992, que iba a salir de la cárcel en el 2022, fue excarcelado en el 2013 porque se le aplicó "la doctrina Parot". Que no, que ni en el 2013 ni en el 2022: que un agresor-asesino de esa magnitud no puede, no debe salir JAMÁS de prisión porque en cuanto lo haga... repetirá sus maldades. ¿Que no?.

Desde el 2013 hasta hoy la policía andaba tras la pista de un violador que atacaba en los alrededores del Hospital La Paz: dos violaciones consumadas y dos en grado de tentativas eran "sus logros". Bien, pues se le consiguió detener ayer y ¡oh, sorpresa!... era el antiguo violador del ascensor.

¿Que es una excepción?.

El violador del portal condenado a 1721 años de cárcel por 74 violaciones demostradas. Salió por la aplicación de la misma "doctrina Parot"; estuvo un año en la calle... hasta que la policía lo volvió a detener. Había cambiado su identidad y se le buscaba por multitud de violaciones realizadas en ese año que estuvo libre.

No voy a alargarme mucho más, pero desde que se estableció dejarles en libertad, cuatro de los más conocidos violadores de este país, han sido detenidos de nuevo y encarcelados porque no han cambiado de comportamiento, porque han vuelto a violar... y porque no tienen solución.

¿Que cuatro no es una cifra significativa?.

El primero que he citado mató a dos chicas de 17 y 19 años respectivamente. El segundo tenía, en su primera escalada, 74 violaciones.

Contaré algo que conocí de primera mano, aunque es cierto que no era un tema de agresión sexual. Hace muchos años se hizo en España una amnistía general (los más mayores la recordarán) por aquello de celebrar la nueva democracia. Uno de los miles que salieron era un hombre de treinta y tantos años, que llevaba desde los 17 entrando y saliendo de la cárcel por robos y agresiones con violencia en ellos. Cuando le volvieron a detener (después de la amnistía) trabajaba como albañil, tenía un sueldo fijo, mujer y dos niños. Cuando se celebró el juicio, éramos una decena de "afectados" por varios de sus últimos robos. A mí personalmente me puso un revólver del 38 apoyado en la sien estando yo en la farmacia donde entró a robar. Pero lo más gracioso fue, en el juicio, enterarme de que la pistola que tuve casi media hora apuntándome estaba "rectificada" para que disparase balas explosivas (de las que una vez dentro del cuerpo explotan"... y que estaba cargada con dos de esas balas. La segunda "gracia" es que robaba (a mí me quitó el bolso con documentación, llaves...) es que delinquía porque... con su sueldo no podía pagar el televisor y el vídeo que había comprado...

Al año me lo crucé por la calle...

No tiene comparación, ninguna, lo contado con el tema de las violaciones. Pero todo eso, tenga la gravedad que tenga, no es justicia.


1 Comentario:

Matías 16 de junio de 2017, 9:35 » ((Responder al comentario)) »

Según la nueva legislación si este personaje es condenado, ya no debería salir nunca mas de la cárcel.
No solo ocurre con los violadores, los asesinos con saña como la implicada en 23 asesinatos que ha salido de la cárcel hace unos días, dejó muchas viudas y huérfanos con un terrible dolor que le acompañará toda su vida.
Algo ha fallado en nuestras leyes para que estos asesinos sigan entre nosotros.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.