Lo de Mireia no es normal

Y lo digo con una enorme satisfacción. Como si fuera algo mío. Lo de Mireia no es normal, sobre todo porque pertenece a un país donde la ciencia y el deporte no valen demasiado, donde no se apoya ni a unos ni a otros, y donde además cuando alguien destaca es porque un genio en cualquier sentido.

Mireia Belmonte campeona olímpica. Y además subcampeona mundial 2017 de 1500. Y además campeona mundial 2017 de 200 mariposa. Y además... lo que está por llegar porque esta chica, esta mujer, es un portento.

Ayer a las 18:20 horas aún tenía al electricista en casa; la tele puesta esperando la carrera de Mireia, y los nervios por dentro disparados porque me temía que no iba a poder verla. A las 18:25, de pronto, el hombre terminó. Menos mal. Y a toda velocidad cogí a mi perra que estaba para darle algo por "el intruso" que acababa de irse, y nos sentamos las dos a ver nadar a la campeona. Casi enseguida subió al sofá mi gato. Y los tres disfrutamos como enanos... yo al menos sí. Terminé riéndome porque creo que como todos los que la vimos, gritamos empujándola hacia la medalla, y mi perra me miraba posiblemente pensando que me había vuelto loca.

Y es que ver nadar a Mireia es toda una gozada. Es como cuando jugaba al tenis Arancha, o como ver correr hasta la extenuación a Nadal. Son impresionantes. Y encima por libre. Luego algunos les critican que se van a Andorra, o a Mónaco o a Suiza porque allí pagan menos impuestos, algo que no defiendo pero que entiendo; tiene que sentar muy mal que de lo que tú ganas venga luego Hacienda y con las manos lavadas se lleve creo que el 55%. Pero bueno, eso son otras historias. Y esta tarde las chicas del waterpolo que ya son plata y que lucharán por el oro; es complicado porque el rival es EE.UU pero... ahí estarán.

La verdad es que las chicas deportistas españolas, que tienen todavía menos o nulo presupuesto estatal, están dando un montón de alegrías más que los chicos. Solamente hay que ver la prensa, cualquier prensa de este país: que si Mesi, que si Cristiano... constantemente y por cualquier tontería, y en cambio... ¿a que casi nadie se ha enterado, en el mismo mundial de Mireia, que Ona Carbonell ha ganado DOS medallas?. ¿Que de qué?... pues a eso voy.

Y es que cuando eres mujer, cualquier cosa parece costar más. Todavía.

Y encima la tonta de turno diciendo en prensa que Miriam Blasco (la campeona de judo Barcelona'92) tenía que "haber salido del armario" entonces y no ahora. A ver, buena mujer (dice ser escritora), que cada cual sale y entra de donde le venga en gana y cuando le de la gana. Que algunos parece que no se enteran. Como si se quieren colgar de la lámpara y balancearse. Ay Dios, ¡cuánto cateto a bordo hay todavía!.


1 Comentario:

Matías 28 de julio de 2017, 15:58 » ((Responder al comentario)) »

Llevas mucha razón, pero el problema es que lo que manda es el dinero, el dinero que mueve el futbol es impresionante, la formula 1 y el ciclismo solo son rentables cuando hay algun español en la picota, los demás deportes quedan casi abandonados, hasta que salta a las noticias un numero uno como Mireia y salen varios personajes a hacerse la foto.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.