Los enfermos mentales

Posiblemente muchos no estén de acuerdo con lo que voy a decir, pero posiblemente también esos mismos nunca hayan tenido que vivir con un enfermo mental.

Soy de la opinión de que los enfermos mentales tienen que estar "custodiados" en algún centro; no me importa: recluidos también me vale. Porque son enfermos mentales y cuando se descontrolan no hay quien pueda con ellos. No es una cuestión de que tomen o no la medicación; es simplemente que aún tomándola suelen tener reacciones, comportamientos, brotes, que son un problema, un gran problema para quienes están cerca.

Me da igual el tipo de enfermo que sea, el nombre de su enfermedad, la gravedad de la misma: esquizofrénicos, obsesivos compulsivos, TLP (trastorno límite de la personalidad)... todos, más pronto o más tarde, terminan con ataques, con una agresividad desmedida... o volviendo -literalmente- locos a quienes tienen a su alrededor. Y por eso y mucho más que solamente quienes han vivido o viven con ellos, deben estar controlados en un sitio concreto donde sepan cuidarles y sobre todo contenerles.

Yo he tenido la desgracia, tremenda desgracia, de convivir con uno de esos enfermos mentales durante un tiempo. No es cuestión de querer desembarazarte de ellos (en mi caso no "me tocó" si no que -inconsciente de mí- elegí)... es que no están bien, es que su mente no rige bien. Y quizás el mayor problema sea que cuando "están bien" no se les nota... salvo en pequeños detalles: ordenar compulsivamente los medicamentos, repetir hasta la saciedad un hecho, tener un enfados por cosas que nadie entiende (ni siquiera ellos), no saber nunca qué hacer porque lo hecho mil veces de pronto desata sus iras... y son terriblemente agresivos... y así podría continuar hasta el infinito y más allá.

El amor de unos padres, de hermanos, incluso de parejas no consigue frenarles. Son como son, están enfermos, y ellos no pueden controlarse. Pero tampoco se puede vivir (y hablo de los que conviven con ellos) expuestos y esperando el momento en que estallen. Y siempre estallan.

Hace años, y lo cuento precisamente para que se me entienda bien, conocí a alguien con un problema mental diagnosticado y crónico. En dos ocasiones (y se dice pronto) se inventó que tenía cáncer; y yo que he pasado por un cáncer... no lo entenderé nunca (el que alguien se pueda inventar algo así). Esa misma persona tuvo un problema, muy grave, por el que podía haber complicado la vida a todo aquel que se le cruzara, en cualquier ámbito... y simplemente "no se le ocurrió" que tenía que avisar a nadie... lo malo, lo peor es que si también se lo inventó, sin palabras... y si no fue así, es una bomba de relojería andante. Y ese enfermo mental está en cualquier ciudad y haciendo una vida supuestamente normal... Y tomaba su medicación. El que quiera entender que entienda.

Solamente quienes les padecen saben de qué hablo. No es que te condicionan la vida, es que te la absorben, te dejan sin ella.

En estos días se está hablando en la prensa de una persona que un día fue famosa por lo que hizo; posiblemente muchos la recuerden: aquella doctora que un día se volvió loca -según contaron- y sin razón ni sentido, mató a tres pacientes que estaban ese día en el hospital donde ella trabajaba. Más tarde, cuando ya pasó todo, sus propios compañeros admitieron que "notaban cosas", que hacía y decía sin sentidos. También se supo a posteriori que era esquizofrénica diagnosticada, y que sencillamente había dejado su tratamiento; de ahí el brote que tuvo. Ahora y pasados unos años desde entonces, la justicia, los jueces, han dictaminado que ya está bien y que puede hacer vida normal. De hecho y según vaticinios legales, la dejarán libre completamente y al cuidado de su madre, una mujer de 80 años... y de su centro de salud...

¿Y los tres muertos?. Los mató en el 2003; fue condenada a 25 años... y ya está en la calle... con un permiso veraniego de tres meses.

Ahora que alguien me argumente que son seres humanos y que también tienen derecho a su libertad, y le explicaré lo que no puedo contar aquí.


3 Comentarios:

Verónica Calvo 12 de julio de 2017, 15:01 » ((Responder al comentario)) »

Hay enfermedades que no tienen tratamiento, como la psicopatía o los trastornos de la personalidad.
Sé de lo que hablas y el tema es peliagudo, más para quien no haya pasado por esto.

Abrazos.

Matías 12 de julio de 2017, 15:58 » ((Responder al comentario)) »

Conozco un poco el problema y se lo duro que es tener que convivir con una persona con trastornos mentales.
Creo que el estado debería tener centros especializados para ingresar a estos enfermos, también financiar suficientemente la investigación de estas enfermedades.
Un abrazo.

Midala 14 de julio de 2017, 11:29 » ((Responder al comentario)) »

Es que el problema...es que no hay centros! antes había los famosos manicomios, que debían de ser terrorificos. No...son personas...eso no. Pero...ciertas enfermedades deberian de estar mucho más controladas. Yo recuerdo un día que ibamos con el coche, y en el medio de la carretera estaba un hombre tirado. Salí del coche como un alma en pena. Era un chico joven. Decia que se había quedado sin trabajo y ya no le importaba nada. Hasta ahí...todo normal. La gente pasaba de largo y cuándo lo oian ni paraban, se marchaban directamente. Yo me senté en el suelo con él y le dí la mano todo el tiempo. Insensata. Ahora lo sé, pero...se que seguiré haciendolo. Pasamos una hora con él en el suelo. Cuándo vino la policia, con guantes, y me dijo que me separara innnnmeeediatamente.Despues la ambulancia y atado se lo llevaron. Al finbal desvariaba muchisimo y hablaba de ovnis y yo que sé. Yo solo rogaba que llegara alguien ya porque me imaginaba lo que estaba ocurriendo. ¿Y que pasaría con ese chico?pues....calmante y a la calle de nuevo me imagino...y cualquier dia te lo encuentras y te dice que eres...fulano y...acaba con todo. Es un tema muy complejo, porque esta gente está en la calle, y pasa a tú lado, y al mío...sin ningún tipo de control.
Besitosssss Chesiiiiii me voy!!

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.