Mira que lo dije!

Sé que a toro pasado todos somos muy listos, pero en serio que lo dije hace ya mucho tiempo: en todo esto de la corrupción... falta un muerto. Pues ya lo tenemos. Es que se veía venir. Blesa, uno de los banqueros más poderosos de este país llamado España, y uno también de los más perseguidos por la justicia, junto a Mario Conde y Rodrigo Rato, se ha pegado un tiro. Así, sin que nadie lo esperara y cuando se le suponía estando de caza tan ricamente.

¿Que me duele?. A mí solamente me duelen los míos y Miguel Blesa no entraba en mi círculo. ¿Que me ha sorprendido?. Como a todos supongo. ¿Que se lo merecía?. No; se merecía, si era verdad lo que se le atribuía, la prisión y el devolver lo robado, porque ahora con su muerte... caso cerrado y archivado. ¿Que él es quien más ha perdido?. Que le quiten lo "bailao".

Y sí: la foto está puesta con muy mala leche.


 
Cazando en Namibia cuando aún se creía a salvo de todo.

3 Comentarios:

Matías 19 de julio de 2017, 21:34 » ((Responder al comentario)) »

No es muy frecuente en nuestro país el suicidio por corrupción, la mayoría cumplen su condena con mayor o menor fortuna y digo lo de la fortuna por que últimamente a todos los implicados en estos procesos les embargan sus bienes.
Un abrazo.

Midala 19 de julio de 2017, 23:08 » ((Responder al comentario)) »

Sabía que tocaba Blesa!!!jajajajajj. Yo...opino como Matias...Por la tarde decían que si había sido un accidente..que había que esperar a la autopsia. Y..yo digo..¿accidente? Un señor cazador..con bala en la recamara...sin seguro puesto...No sé.Mi padre siempre decía "piensa mal y acertarás".
Besitosssssssss

Verónica Calvo 20 de julio de 2017, 15:02 » ((Responder al comentario)) »

Otro que se ha ido de rositas.
Si es un suicidio es raro, la verdad. Lo digo por la manera.
No entiendo que a ciertos delincuentes se les permita darse la gran vida con todo lo que tienen pendiente.
Así es nuestro país: la gran vida y a no devolver lo robado.

Abrazo, Chesana.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.