Jueves 24 de agosto

Tal día como hoy, y también era jueves, nació una preciosa niña de seis kilos. Era la primogénita del matrimonio. Las fotos de la época demuestran que durante esa primera infancia fue feliz en su ignorancia de la vida. Luego pasan cosas. Pero hoy no quiero hablar de nada de eso, si no de aquella criatura que no quiso llorar en el momento de nacer y que luego lo hizo con tanta fuerza que hizo sonreir a quienes en la casa estaban.

El joven padre siempre había querido una niña; la madre y según dijo después en todas las ocasiones que pudo, se llevó una de las mayores desilusiones de su vida... porque quería un chico. Quizás por eso cuando a los tres años lo consiguió... olvidó a esa primogénita entre sus quereres.

Era jueves 24 de agosto de hace muchos años. Hizo mucho calor y al igual que hoy tampoco llovió. Un día en el que una pareja tuvo a su primer hijo. Según cuentan las crónicas del momento, todo el vecindario, calle arriba calle abajo, pasaron por la casa a conocer a la recien llegada; las cosas eran así entonces.

Feliz cumpleaños criatura, estés donde estés. Me gustaría que la vida te hubiera sido leve en sus afrentas aunque sé que no ha sido así. También quisiera que terminando tu camino y cuando mires hacia atrás, puedas recordar con una sonrisa momentos y personas sin que algo se te rompa por dentro. Sé que pase lo que pase y le pese a quien le pese, hasta el último segundo del final estarás ahí, mi amiga, mi compañera de viaje... la única que nunca ha fallado. No sé si ha valido la pena lo vivido. De lo único que estoy segura es de que ni tú ni yo nos merecíamos este final

Hoy a pesar de todo es un día especial y hay que hacer canelones para comer. Toda una tradición que tuve que imponer siempre porque era "una molesta obligación".

Jueves 24 de agosto. San Bartolomé... Bartolo para los amigos, amigo invisible de la niñez y ángel de la guarda siempre... aunque no crea en cielos e infiernos. Aunque no crea en nada en realidad.

Un día en el que resulta difícil no pensar.

4 Comentarios:

Matías 25 de agosto de 2017, 12:29 » ((Responder al comentario)) »

Felicidades con retraso, una exposición muy bien definida de tu venida al mundo. En mi caso nunca me preocupe de saber si el día que nací era lunes o sábado, mucho menos la hora.
Y nunca celebré mi cumpleaños hasta que cumplí los 26.
Un abrazo.

Midala 25 de agosto de 2017, 12:45 » ((Responder al comentario)) »

Cuándo nacemos no sabemos si somos deseadas o...ignoradas. No sabemos lo que el destino nos depara y muchas veces es mejor así. La vida es muy cruel y muy dificil de vivir...a veces..
Te mando cientos de besitos si ...fue tú santo ;);)
Gracias por decir...miro a todas horas con ansiedad.
Mil besosssssssss

Midala 26 de agosto de 2017, 11:13 » ((Responder al comentario)) »

Mil besos y miles de cariños. Ahí seguimos....parece que el tiempo se detiene cuando queremos que corra...

Midala 28 de agosto de 2017, 1:58 » ((Responder al comentario)) »

Besos, abrazos y mimos.

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.