El Ministerio del Tiempo

Hay veces en que sin saber muy bien por qué, una se encuentra con "joyas de la corona". En este caso concreto, con una serie de televisión (española), que no sé por qué "me perdí" en su momento, y que por lo que leo ahora tuvo una gran audiencia televisiva: "El Ministerio del Tiempo", de TVE-1.


Bien, pues ahora y mirando no sé qué, la he recuperado, en sus cuatro temporadas y con todos los capítulos. Y repito que es todo un descubrimiento y una verdadera joya. 


No voy a contar nada sobre dicha serie por no destripar contenido, por si alguien que como yo no la haya visto y quiera hacerlo, pero de verdad que es para disfrutarla. Y no hay que pagar para verla en su totalidad: en la web de Televisión Española está íntegra.


Mucho se habla de que la televisión pública es un bodrio, pero yo personalmente hace ya mucho tiempo que tengo claro que hay una campaña orquestada (no sé por quiénes aunque lo imagino) para desprestigiar a TVE, que sin dudarlo, hace entre otras cosas bien, las mejores series de televisión no ya de España si no posiblemente del mundo. Es como, por poner un símil, la campaña de destrucción que existe desde hace también mucho tiempo, contra Mercadona y su dueño Roig, y que también es fácil imaginar quiénes la orquestan. Pero aún así la cadena de supermercados, le pese a quien le pese, sigue siendo la más visitada de los ciudadanos. 


Pero volvamos al "Ministerio del Tiempo", una idea muy original en su concepto global y desde luego interesante (muy interesante) como divertimento e incluso como aprendizaje. Porque seguro que más de uno (y una) se ha preguntado quién era, por ejemplo, el Lazarillo de Tormes, y no digamos ya el Empecinado o Torquemada, sin saber (porque la ignorancia en este mundo actual es infinita sobre todo en quienes presumen de conocimientos), que sin esos y otros muchos personajes, la Historia habría sido otra. 


No suelo estar de acuerdo generalmente con el escritor Pérez Reverte. No me gustan sus libros. Pero sin compartir los insultos que profiere cuando alguien no es de su agrado, por una vez y sin que sirva de preferente, sí estoy de acuerdo con él cuando llama necios (por decirlo de una forma suave y a mi estilo) a quienes, por ejemplo, "exigen" que España pida perdón por su historia. Y también comparto con Reverte -siempre lo he dicho- que la Historia no se puede contemplar y menos juzgar, con ojos del presente.


¿Que a qué viene lo de Reverte con "El Ministerio del Tiempo"?. A que la serie de televisión, mirándola con ojos de hoy, está tan bien hecha (incluyo a los actores que la componen), que cuando termina cada capítulo tienes ganas de saber más sobre los personajes de que hablan... y que aunque Reverte (el escritor) y yo somos incompatibles en cuanto a formas, ambos somos unos enamorados de la Historia... cada uno a su manera. 


El gran Jaime Blanch, veterano donde los haya (y que físicamente está que para mí quisiera parecerme a él cuando tenga 82 años), todo un actorazo. Rodolfo Sancho que aparte de guapo a rabiar, es un actor como la copa de un pino. Aura Garrido, inmensa... Nacho Fresneda de quien sólo diré que no se puede hacer mejor su papel. Cayetana Guillén Cuervo un gran descubrimiento para mí... y el resto del elenco (Francesca, Juan, Natalia (mala malísima...).


Mira que ya hay pocas cosas que puedan enamorarme en esta vida. Mira que hay poquísimas que puedan atraparme en sus redes. Pero siempre hay una segunda oportunidad. Y mientras esta vista mía me lo permita (que ya no me permite demasiado), disfrutaré del progreso que me permite olvidarme del mundo nada sencillo de ahí fuera, y sumergirme en tiempos y palabras que casi había olvidado, y sobre todo en sentimientos que hoy resultan casi absurdos... como amistad, compañerismo, generosidad... amor en definitiva. 


"El Ministerio del Tiempo" una gran serie, para descubrir o sencillamente para volver a ver. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados, y no serán visibles hasta su aprobación.

Volver a "Chesana".