Gracias

Gracias a quienes por mi último artículo se han preocupado y me han escrito de forma privada. Siempre reconforta ver que al menos virtualmente no estás tan sola. Muchas gracias.

Cuánto miedo, Dios, cuánto miedo!

Es duro asumir que un día tan importante para mí no le importe a nadie más. Es duro, muy duro, que el día en que unos resultados, una revisión médica en que te puede volver a cambiar la vida, únicamente tu miedo y tú sean los únicos que lo saben. Es duro, más que duro, darte cuenta hasta qué punto puede llegar la soledad.

A quienes nos encarecen la vida

Esto va dirigido a quienes suben los precios de cualquier cosa básica, únicamente con el afán de obtener más beneficios, dándoles exactamente igual lo que nos pase "a los de abajo". Porque no nos engañemos: los perjudicados y a veces mucho, somos siempre los que menos poder adquisitivo tenemos.

Una noche más

De nuevo una noche más sin dormir. Sin causa aparente; simplemente sin dormir.

Y viendo una película en la tele (qué más da cuál) me he quedado pensando en eso tan extraño llamado amor. Es lo que tiene la falta de sueño o la sobra de pensamientos: que igual te quedas pensando en por qué las hormigas van en fila o sencillamente en algo tan absurdo como el amor.

¡Qué complicado es sintonizar con alguien al mismo tiempo que a tí se te despierta algo así!. Recuerdo que la última vez que me enamoré lo hice a destiempo... sonrío...; lo diré de otra manera: cuando la otra persona ya casi se había desenamorado de mí. Y lo peor es que entonces, con la dificultad de la distancia, intenté que se diera cuenta. Misión imposible. Es lo que tiene ir con el paso cambiado.

Luego, cuando consigues darte cuenta que no hay nada que hacer, te queda una especie de regusto amargo que no consigues quitarte de encima, y que sabe a "lo que pudo haber sido".

Es lo que tiene ver que se hace de día y tú no has apagado ni las luces, las eléctricas y las tuyas. Terminaré de ver la película ya que estoy. Ventajas de no tener obligaciones con nadie... que puedes darle la vuelta al día y la noche.